Pues eso. En casita confinados. Que tampoco es para tanto. Sólo van a ser unos días, o unas semanas. ¡Pues anda que no tenemos cosas que hacer!

Esta situación nos supera a todos. Pero, ¿por qué? Siempre estamos diciendo, “no tengo tiempo, no me da tiempo, no me da la vida, a ver si tengo un rato y me pongo” Pues ya lo tenemos. Tenemos tiempo.

El Universo es sabio y nos ha regalado un mínimo de 15 días. Aprovechemos este tiempo maravilloso que no estaba previsto en nuestras agendas. Pensad que las cosas nunca pasan por qué sí. Todo tiene un orden en el Universo.

Hay una traducción de la palabra crisis en el idioma chino que significa OPORTUNIDAD. La crisis para las chinos son momentos de transformación. Transformemos estos momentos de tiempo en hacer algo que recordemos cuando todo esto pase.

Este tiempo, bien aprovechado, puede hacernos mucho bien. Sí, ya sé. La parte económica nos limita mucho. Si no trabajo no cobro. Si no cobro no puedo mantener a mi familia. Pero no podemos hacer nada al respecto. Por mucho que pataleemos, la situación no va a cambiar. ¡Ojalá! Pero no. Por lo tanto, vamos a aprovechar este regalo. Si. Regalo. Nosotros tenemos la opción de ver el vaso medio lleno o medio vacío. Y yo decido verlo medio lleno.

Tenemos muchas opciones para aprovechar el tiempo. Hay mucha gente que está cediendo sus conocimientos y lo ponen a nuestro servicio. Profesores de pilates, yoga, entrenadores personales, coachings, terapeutas, médicos, psicólogos y pediatras que se ofrecen para consultas online, gente que se ofrece para escucharte, para llevar comida a los ancianos y a los mas necesitados, DJ’s, cantantes que ofrecen conciertos gratuitos, museos que abren sus puertas online, bibliotecas que abren sus estanterías online para que dispongamos de miles de títulos, gurús de meditación que nos dan sesiones gratuitas de relajación, y así un sinfín de cosas.

Todo esto está muy bien. Pero hay algo también debemos valorar. ¿Dónde queda nuestra introspección? ¿hemos preguntado a nuestro Yo interior qué necesita? Quizás sea el momento de tomarnos un respiro. Os propongo hacer unos minutos de meditación. Si no sabéis meditar solos, hay miles de meditaciones en YouTube guiadas por profesionales buenísimos.Esas meditaciones nos van a ayudar a mantener el control mental en estos dias de confinamiento. Nos va a permitir rendirnos a pensamientos recurrentes que nos llevan a entrar en bucle. Una práctica diaria de unos minutos, puede hacer que veamos esta situación de otra manera.

Permitidme una reflexión. Creo que es un momento para contenernos. Para mantenernos dentro. Ver que estamos haciendo. Empezar a mirar a los lados y ver lo que nos rodea. Disfrutar de nuestro entorno, nuestra familia. Hablar con calma, sin prisa. Quitarnos el mono de la frase “no me da la vida”. Ahora tenemos vida. Vivámosla. Demos gracias por todo lo que tenemos, por esa gente maravillosa que nos rodea, por poder contarlo y por seguir adelante. Va a ser duro para muchos de nosotros remontar esta crisis, pero crisis solo es una palabra. Hagamos que no reste.  Empecemos a sumar.

El Universo es sabio y nos ha parado por algo. Estamos usando recursos por encima de la capacidad que tiene la Tierra de regenerarse. Contaminamos y lanzamos tantos residuos que no da tiempo a reabsorberlos. En este tiempo de parón por parte de países industrializados, ha descendido tanto la contaminación, que está por debajo de los niveles mínimos de este siglo.

Algo bueno sacaremos de todo esto. Hagamos una lectura sabia y no nos hundamos nada mas empezar. Aun queda mucho trabajo por hacer.

Mucho amor y mucha fuerza.

Namasté